La prescripción de actividad cultural a las personas mayores puede aportar beneficios para la salud, como el fomento de las relaciones sociales, evitar el aislamiento o incentivar el acceso a la cultura El Hospital General de València,