Hoy se ha implantado en la médula de un paciente el neuroestimulador de última generación más pequeño del mundo para el tratamiento del dolor crónico El Hospital General Universitario de Valencia ha implantado con éxito, por primera