El nombre del proyecto es un juego de letras que transforma la palabra diálisis en la frase “di sí al día”. Se trata de una propuesta de arteterapia destinada a los pacientes que acuden a la diálisis.