La infección por el coronavirus no tiene un tratamiento específico, pero se sabe que la respuesta inflamatoria excesiva del paciente provocará una evolución desfavorable con insuficiencia respiratoria grave e incluso la muerte. Investigadores de la Unidad COVID del