El trabajo, publicado en la revista Medicina Clínica, describe la prevalencia del síndrome de postcuidados intensivos en el conjunto de pacientes ingresados en la UCI del Servicio de Anestesia durante la primera ola 9 de cada 10