El uso de fotoprotectores en áreas fotoexpuestas en los primeros 20 años de vida reduce en un 85% el riesgo de padecer cáncer de piel El interés por el bronceado está disminuyendo lentamente, mientras aumenta, del mismo